Sus víctimas casi siempre son otras mujeres, aunque en la lista también hay hombres. Procuraduría indica que desde 2012 se han presentado 67 casos