Cómo se forma un huracán

Cómo se forma un huracán

Hay ciertas condiciones para que se forme un huracán, aquí te decimos cómo y dónde se forman
Redacción | UN1ÓN | 06/09/2017 11:39

Un huracán tienen varias etapas para su formación, pero la primera es que la temperatura del agua debe tener una media de 27°C (razón por la cual no hay huracanes en los mares de Canadá o la Antártida).

Pero antes de seguir, qué es un huracán, ciclón o tifón. Técnicamente es los mismo, la definición es geográfica, el Océano Atlántico y el este del Pacífico son huracanes, en la Bahía de Bengala y en el Océano Índico ciclones y en la zona de Asia tifones.

La temporada de huracanes inicia en tiempos diferentes, para la zona del oceáno Atlántico inician oficialmente el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre de 2017, mientras que para la zona de Pacífico inicia 15 días antes y finalizan en la misma fecha.

Hay tres condiciones para que se formen:

1.- La temperatura del agua debe tener una media de 27°C (razón por la cual no hay huracanes en los mares de Canadá o la Antártida)

2.- El aire debe contener mucha humedad. Esa humedad sube hacia la atmósfera donde se condensa y forma nubes. Es por esto que no se forman huracanes sobre tierra firme.

3.- Los vientos deben convergir a velocidades y direcciones precisas. La cizalladura del viento es el cambio brusco en dirección y velocidad del mismo. Si existe, los huracanes no se pueden formar, simplemente se dispersan conforme aumentan en tamaño.

La etapas como se conforman son las siguientes, y que es como la Conagua  -la encargada del seguimiento de estos fenómenos- los anuncia:

Perturbación Tropical:

Zona de inestabilidad atmosférica asociada a la existencia de un área de baja presión, la cual propicia la generación incipiente de vientos convergentes cuya organización eventual provoca el desarrollo de una depresión tropical.

Depresión Tropical:

Los vientos se incrementan en la superficie, producto de la existencia de una zona de baja presión. Dichos vientos alcanzan una velocidad sostenida menor o igual a 62 kilómetros por hora.

Tormenta Tropical:

El incremento continuo de los vientos provoca que éstos alcancen velocidades sostenidas entre los 63 y 118 km/h. Las nubes se distribuyen en forma de espiral. Cuando el ciclón alcanza esta intensidad se le asigna un nombre preestablecido por la Organización Meteorológica Mundial.

Huracán:

Es un ciclón tropical en el cual los vientos máximos sostenidos alcanzan o superan los 119 km/h. El área nubosa cubre una extensión entre los 500 y 900 km de diámetro, produciendo lluvias intensas. El ojo del huracán alcanza normalmente un diámetro que varía entre 24 y 40 km, sin embargo, puede llegar hasta cerca de 100 km. En esta etapa el ciclón se clasifica por medio de la escala Saffir-Simpson, como se indica en la tabla.

Las categorías, velocidas y daños que pueden causar, son:

Huracán Categoría Uno (119 a 153 km/h)

Árboles pequeños caídos; daños al tendido eléctrico.

Huracán Categoría Dos (154 a 177 km/h)

Adicionalmente a los daños del Categoría Uno: Daño en tejados, puertas y ventanas; desprendimiento de árboles.

Huracán Categoría Tres (178 a 208 km/h)

Adicionalmente a los daños del Categoría Dos: Grietas en construcciones.

Huracán Categoría Cuatro (209 a 251 km/h)

Adicionalmente a los daños del Categoría Tres: Desprendimiento de techos en viviendas.

Huracán Categoría Cinco ( Mayores de 252 km/h)

Adicionalmente a los daños del Categoría Cuatro: Daño muy severo y extenso en ventanas y puertas. Falla total de techos en muchas residencias y en construcciones industriales.