Así fue el origen de la Revolución Mexicana

Así fue el origen de la Revolución Mexicana

En el Plan de San Luis, Madero invitó a los mexicanos a levantarse en armas el domingo 20 de noviembre de 1910 a las 6 de la tarde
Redacción I UN1ÓN | 15/11/2017 10:45

La Revolución Mexicana es el único movimiento político en México en el que su principal impulsor, Francisco I. Madero, dio a conocer la fecha exacta del levantamiento en armas.

En el Plan de San Luis, Madero invitó a los mexicanos a levantarse en armas el domingo 20 de noviembre de 1910 a las 6 de la tarde.

Es por eso que el 20 de noviembre se celebra en México como el inicio de la lucha armada conocida como la Revolución Mexicana.

Madero promulgó el Plan de San Luis el 5 de febrero de 1910; su principal postulado era desconocer la reelección de Porfirio Díaz en las últimas elecciones y propone convocar a nuevos comicios.

La principal consigna de Madero era la alternancia democrática y la no reelección. Es en el Plan de San Luis donde se acuña su lema: Sufragio efectivo, no reelección.

Aunque algunos colaboradores de Madero le sugirieron que en el Plan de San Luis se incluyeran propuestas de reformas y leyes, éste lo descartó. “Este no es un cuerpo de leyes, simplemente es un llamado a las armas”, respondió Madero.

Las copias del Plan de San Luis llegaron clandestinamente a México; la prensa informó sobre este complot contra el gobierno de Díaz el 17 de noviembre.

El plan logró su cometido de convocar a las armas a los mexicanos; aunque el propio Madero consideró en un inicio que la revolución había fracasado, pues el 20 de noviembre, al llegar a Piedras Negras, Coahuila, se encontró con apenas una docena de hombres quienes apoyaban su movimiento. 

Madero no supo en ese momento que en varias ciudades del país varios grupos se levantaron en armas. Aunque hay que decir que los motivos de los alzamientos abrazaron otras causas distintas a la no reelección de Díaz.

Aunque la versión más difundida sobre la Revolución Mexicana la resume como un movimiento armado contra Porfirio Díaz, en realidad el conflicto fue mucho más complejo que eso.

Es un error pensar que todos sus protagonistas estaban del mismo bando; incluso, entre algunos de los antagonistas de Díaz hubo odios y traiciones.

De acuerdo con WikiMéxico, “La Revolución Mexicana fue la suma de distintas rebeliones, muchas de las cuales respondían a motivaciones particulares y regionales. Además, el periodo más violento de la revolución no fue enfrentando a (Porfirio) Díaz o a (Victoriano) Huerta, sino cuando los revolucionarios se enfrentaron entre sí, en una lucha encarnizada por el poder. Los supuestos héroes que se decía lucharon juntos y unidos, terminaron asesinándose unos a otros, así, Carranza mandó matar a Zapata; Obregón y Calles a Carranza y Villa; se dice que Calles mandó matar a Obregón y Calles fue expulsado por Cárdenas”. (Con información de WikiMéxico)