Tony Gali instaló Grupo Técnico del Protocolo Alba

Tony Gali instaló Grupo Técnico del Protocolo Alba

Este mecanismo obligará a las autoridades en Puebla a no cesar la búsqueda de una mujer desaparecida
Al centro, Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla
Al centro, Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla
Redacción | UN1ÓN Puebla | 07/09/2018 15:10

Ángela Quiroga, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Dinorah López de Gali, presidenta del Patronato del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) y el gobernador Antonio Gali Fayad encabezaron la instalación del Grupo Técnico de Colaboración para la implementación del Protocolo Alba en Puebla.

 

Tony Gali destacó que el objetivo es coordinar los esfuerzos de los distintos órdenes de gobierno en la promoción y ejecución de acciones para la localización inmediata de mujeres con reporte de extravío, con el fin de proteger su vida, libertad e integridad.

 

Este protocolo implica el establecimiento de canales efectivos y oportunos entre las instancias relacionadas para la investigación y el intercambio de información hasta la activación del Protocolo Alba.

 

Detalló que este mecanismo obligará a las autoridades en Puebla a no cesar la búsqueda de una mujer desaparecida y señaló que, al ser localizada, se valorará la presunción de la existencia de delitos, además se brindará atención psicológica y legal.

 

La Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Ángela Quiroga, reconoció al gobernador Tony Gali por esta iniciativa que forma parte de las políticas de estado que trascienden a las administraciones y a las personas.

 

Resaltó que Puebla es el décimo estado a nivel nacional que cuenta con este Grupo Técnico, con lo cual  se fortalece de manera estructural y se atiende una de las recomendaciones emitidas por Conavim en materia de prevención de violencia de género.

 

Asimismo, subrayó que a través de este comité se recabará información estadística que permita identificar los espacios, perfiles y horarios de mayor riesgo para utilizar al Protocolo Alba como una herramienta de prevención, con la intención de disminuir el número de niñas y mujeres no localizadas e incrementar la eficiencia en su búsqueda.