En Puebla se podrá disfrutar del eclipse total de luna

En Puebla se podrá disfrutar del eclipse total de luna

Iniciará el domingo 20 de enero poco después de las ocho y media, hora del centro del país
Redacción | UN1ÓN Puebla | 18/01/2019 05:00

Este 20 de enero se podrá observar en México,  uno de los cinco eclipses de este año. Se trata de un eclipse total de Luna que se extenderá hasta las primeras horas del lunes 21 de enero y que será el único que se podrá observar desde territorio mexicano en el 2019.

 

Raúl Mújica García, responsable del área de Divulgación y Comunicación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) indicó que: “Ya hemos comentado en otras oportunidades que un eclipse de Luna ocurre en su fase llena, cuando nuestro satélite natural pasa por el cono que proyecta la sombra de la Tierra en el espacio, cuando nuestro planeta se encuentra ubicado geométricamente entre la Luna y el Sol”.

 

Mújica explica que la sombra de la Tierra tiene dos componentes a los cuales se les denomina penumbra y umbra: “La penumbra es la zona donde la Tierra bloquea parte de la luz del Sol, mientras que en la umbra la luz solar es bloqueada completamente. Durante un eclipse total, la Luna pasa a través de la umbra y los rayos solares no inciden en su superficie”.

 

El eclipse total de Luna se iniciará el domingo 20 de enero poco después de las ocho y media, hora del centro del país, con la fase penumbral, cuando la Luna entre en la penumbra, y a las 21:33 comenzará el eclipse parcial y la Luna se empezará a poner roja.

 

“A las 22:41 iniciará el eclipse total, y es cuando podremos ver la Luna completamente roja. A las 23:12 ocurrirá el máximo del eclipse, cuando la Luna esté centrada en la umbra. A las 23:43, todavía del domingo 20 de enero, finalizará el eclipse total y el  lunes 21 de enero a las 00:50, finalizará el eclipse parcial y a la 01:48 el eclipse”.

 

El investigador del INAOE invita a todas las personas a admirar este fenómeno celeste que podrá ser visto a simple vista sin necesidad de telescopios o binoculares, y subraya que ésta es una buena oportunidad para acercarse a la astronomía y a la ciencia. “Eso sí, habrá que protegerse bien del frío y proteger especialmente a los menores de edad”, concluye.