Gobierno de Puebla brinda apoyo total a afectados en Santo Tomás Chautla

Gobierno de Puebla brinda apoyo total a afectados en Santo Tomás Chautla

Para una atención más directa e inmediata, se instaló el Centro de Mando Interinstitucional en las oficinas del Comisariado Ejidal, en el Barrio San Juan Tepepa
Fernando Manzanilla Prieto, secretario general de Gobierno (centro)
Fernando Manzanilla Prieto, secretario general de Gobierno (centro)
Redacción | UN1ÓN Puebla | 12/07/2019 18:25

Fernando Manzanilla Prieto, secretario General de Gobierno (SGG), aseguró que el Gobierno del Estado otorga apoyo integral a la población de la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla, al encabezar la cuarta reunión del Centro de Mando Interinstitucional para evaluar las acciones de coordinación, atención y gestión, efectuadas a favor de los habitantes tras la contingencia del pasado miércoles.

 

Por estos hechos, las autoridades estatales están atentas y coordinadas en el seguimiento de las acciones en beneficio de los pobladores, destacó Manzanilla Prieto, al reconocer que “se ha trabajado de la mano de los ciudadanos, codo a codo, en una acción colectiva de reparación de daños ocasionados por las fuertes lluvias”.

 

Se informó que siete personas que resultaron heridas tras el deslave, ya fueron dadas de alta de los diferentes nosocomios y permanece internada una más, cuyo estado de salud es delicado.

 

Para una atención más directa e inmediata, se instaló el Centro de Mando Interinstitucional ubicado en las oficinas del Comisariado Ejidal, en el Barrio San Juan Tepepa; se han realizado recorridos de supervisión y contacto con vecinos en la zona de afectaciones; se habilitó un albergue en el dormitorio municipal en la colonia Lomas de San Miguel;

 

Además, brigadas interinstitucionales recorren los domicilios en un trabajo de concientización sobre los riesgos en la zona. De manera simultánea, se ha establecido un diálogo directo con propietarios de talleres y canteros, para analizar el impacto de su actividad en el entorno.

 

De las 25 casas asentadas en zona de riesgo, fue necesario reubicar a cuatro familias para garantizar su seguridad, en todos los casos prefirieron trasladarse con familiares y no utilizar los albergues destinados para tal fin.

 

Se informó además que los gastos funerarios de las seis personas fallecidas, los cubrió el ayuntamiento de Puebla, el resto de los apoyos corresponden a las diferentes dependencias gubernamentales.

 

Como conclusión adicional de la reunión de trabajo, se precisó que la vivienda afectada por el deslave donde perdieron la vida seis personas, no fue edificada bajo ningún programa gubernamental.