Por qué debemos tomar en cuenta la alerta por sarampión

Por qué debemos tomar en cuenta la alerta por sarampión

En México, en lo que va de este año, se han registrado seis casos de sarampión en distintos puntos del país
Redacción | UN1ÓN Puebla | 09/08/2019 13:59

El 8 de agosto pasado, la Secretaría de Salud de Quintana Roo notificó un nuevo caso importado de sarampión en aquella entidad. Correspondiente a un hombre de 18 años residente y proveniente de Austria.

 

Este hecho, provocó que se activaran los protocolos de respuesta inmediata para prevenir la aparición de casos secundarios y se realizara un adecuado estudio epidemiológico, vacunación de personal de salud y prestadores de servicios y verificación de coberturas de vacunación en infantes, la cual se encuentra al 100 por ciento en la zona de identificación.

 

Con la información disponible y los resultados de laboratorio se confirmó el caso de sarampión y fue clasificado como importado, toda vez que el contagio ocurrió previo a su llegada a la entidad.

 

En México, en lo que va de este año, se han registrado seis casos de sarampión en distintos puntos del país, todos ellos están relacionados con personas que llegaron desde el extranjero, aseguró en una entrevista radiofónica el pasado 8 de agosto, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Salud.

 

El mismo funcionario, también señaló, que no hay abasto de vacuna Triple Viral. "Los niños que van a necesitar vacuna de sarampión la van a recibir cuando tengamos la vacuna, y esto va a ocurrir en noviembre o diciembre", indicó.

 

México está libre de casos autóctonos desde 1996, es decir, que el virus no circula por territorio nacional. El hallazgo de casos importados de sarampión demuestra la sensibilidad y fortaleza del sistema de vigilancia epidemiológica de sarampión en el país que conjuntamente con las altas coberturas de vacunación contra este virus en la mayoría del territorio nacional, permiten mantener la eliminación de este padecimiento y la salud en la población mexicana.

 

La forma de contagio es por medio de gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada. Asimismo, la dependencia federal destacó que no hay ningún tratamiento específico y el manejo de la enfermedad es asintomático.

 

En el caso de Puebla, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, no reporta ningún caso en lo que va del año, sin embargo, las autoridades sanitarias de la entidad, se encuentran prevenidas.