BUAP apoya a productores con programa de lombricompostaje

BUAP apoya a productores con programa de lombricompostaje

Son aproximadamente mil familias las que están incorporadas al proyecto de donación de desechos orgánicos en tres sedes
José Cinco Patrón Ibarra
José Cinco Patrón Ibarra
Redacción | UN1ÓN Puebla | 10/09/2019 05:00

José Cinco Patrón Ibarra, del Centro de Agroecología del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP), indica que educar para la separación, manejo, transformación y aprovechamiento de los residuos orgánicos domésticos, a fin de contribuir en la solución de problemáticas ambientales, es una tarea que diariamente desarrolla la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

 

A través de su programa de lombricompostaje, se le brinda a productores de al menos seis estados de la República, un paquete tecnológico llamado VermiBUAP que mejora las propiedades de los suelos y nutre las plantas.

 

La basura orgánica nadie la quiere, además de la contaminación que genera por las filtraciones de lixiviados que ocasionan en los mantos freáticos, señala Patrón Ibarra, quien impulsa desde hace siete años el lombricompostaje dentro de la Universidad.

 

La Semarnat define a los desechos orgánicos como aquellos residuos de origen biológico, que en su conjunto constituyen casi el 50 por ciento de basura que se genera en las viviendas. En este sentido, la dependencia estima que una persona en promedio puede generar hasta un kilo de desechos orgánicos por día.

 

Según un informe del Banco Mundial (BM), publicado en septiembre de 2018, los desechos que había en el planeta en 2016 alcanzaron un volumen superior a 2 mil millones de toneladas; para el 2050 se prevé que está cifra se incremente 70 por ciento. En México, por ejemplo, se generan diariamente hasta 100 mil toneladas de basura.

 

A la fecha, menciona el doctor Cinco Patrón, son aproximadamente mil familias las que están incorporadas al proyecto de donación de desechos orgánicos en tres sedes: las preparatorias Benito Juárez García –donde participan 500 estudiantes separando residuos orgánicos-, 2 de Octubre de 1968 y la regional de Tecamachalco, Enrique Cabrera Barroso, donde tienen una capacidad de recepción de 60 toneladas cada tres meses.

 

José Cinco Patrón Ibarra, profesor investigador del ICUAP, añadió que una vez que se tienen los desechos se colocan en unas camas de lombricomposta, las cuales sólo contienen residuos orgánicos que se adicionan con un compuesto de bacterias que permiten acelerar el proceso de descomposición y en un periodo de 45 días se inoculan con lombrices rojas tipo California para que estas coman la materia presente. Posteriormente, transcurridos de tres a cuatro meses, se realiza un vaciado de las camas, cada una de 10 toneladas, se procede a un cernido y después se empaqueta el fertilizante.