Huachicoleros ‘la libraban’ hasta con 3 mil pesos

Huachicoleros ‘la libraban’ hasta con 3 mil pesos

Pobladores se convirtieron en sus protectores, como pago por la prosperidad que llevan en las economías locales
Redacción | UN1ÓN Puebla | 30/05/2017 06:00

A partir del enfrentamiento ocurrido en la comunidad de Palmarito Tochapan, del municipio de Quecholac, autoridades implementaron un operativo de seguridad que incluye a elementos de la policía estatal, federal y del ejército Mexicano.

 

El robo de combustible en el estado se convirtió en los últimos años en un delito ‘próspero’ al que se le dejó crecer y al que no se le atendió con la fuerza necesaria.

 

Con autoridades señaladas como parte de las bandas dedicadas a la extracción ilegal del combustible y con apoyo de personal de Pemex involucrados en la perforación de los ductos, ríos de combustible se convirtieron en enormes cantidades de dinero ilícito, que aceitaban una maquinaria que se fue empoderando ante la mirada pasiva de los 3 órdenes de gobierno.

 

VER: SAN MARTÍN TEXMELUCAN, EL INFIERNO QUE CAUSARON HUACHICOLEROS

 

De acuerdo con una entrevista realizada por el periodista Pablo Ferri, del diario español El País, un ex policía que ahora se dedica al robo de combustible, confiesa que este ilícito ha sido redituable para muchos que cambiaron el arado, por mangueras y bidones.

 

Y agrega que tan solo por halconear (vigilar) una noche, se pueden ganar hasta mil pesos, cifra muy tentadora para quienes no cuentan con un empleo formal o sus salarios como campesinos están muy lejanos de darles esa cantidad.

 

VER: HALCONES DE HUACHICOLEROS GANAN MIL PESOS POR NOCHE

 

El ex policía señala que quienes atacaron a los militares en Palmarito, cometieron un gran error, pues provocaron que se desplegará un gran operativo en la zona, que ahora les impide ‘trabajar’, por lo que decidió tomarse unas vacaciones en Cancún, junto con su familia, mientras pueden regresar a los ductos, para llenar nuevamente sus pipas y contenedores.

 

Los huachicoleros no se cuidan solos

 

Al convertirse en benefactores de las comunidades donde extraen el combustible, los huachicoleros reciben a cambio, la protección y amparo de los pobladores, quienes se convierten en cómplices y defensores de sus actividades.

 

Pero no solo los pobladores vivían de las ganancias del huachicol, también los policías, quienes llegaban a pedir hasta 80 mil pesos para ‘dejar ir’ a algún ‘chupaductos’ que caía in fraganti.

 

VER: HUACHICOL PONE EN RIESGO A CASI  MIL ALUMNOS

 

Sin embargo, tras alguna negociación y la amenaza de que ‘el patrón’ sabía quienes eran y a qué corporación pertenecía, se hacían de la ‘vista gorda’ por 2 mil o mil pesos.

 

El pasado fin de semana en la editorial del semanario de la Arquidiócesis de México, Desde la Fe, titulada “Huachicol, oro negro del Diablo”, alerta sobre la gravedad de este delito, asegurando además que este crimen solo es posible gracias a las autoridades coludidas, quienes están implicadas en todo el proceso de la venta ilegal de combustible.