Día del ingeniero: Cuándo es y por qué se celebra

Día del ingeniero: Cuándo es y por qué se celebra

Datos del Observatorio de la Ingeniería Mexicana señalan que en los últimos 10 años la matrícula ha crecido en 84 por ciento
Redacción | UN1ÓN | 26/06/2017 17:00

El 1 de julio quedó establecido como el Día del Ingeniero, luego de que Eugenio Méndez Docurro lo promoviera en 1974 cuando se desempeñaba como secretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno de Luis Echeverría Álvarez.

 

Veracruzano egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN), su sugerencia de establecer dicha fecha para celebrar a los de su profesión obedecía a que un día como ese pero de 1776 se expidió la Real Cédula para la Creación en México del Real Tribunal de la Minería, mismo que propició la fundación del centro de docencia e investigación llamado Real Seminario de Minería, en donde se gestaron los primeros planes de estudio y textos de las primeras escuelas de ingeniería del continente americano.

 

Mientras que en Europa el término de ingeniero ya era utilizado desde el Renacimiento, a nuestro país le surge el interés por formular la primera asociación de ingenieros hasta 1867, aunque la primera que comenzó a funcionar de manera formal data de 1886; pero es hasta 1946 cuando que se funda el Colegio de Ingenieros Civiles de México, con la intención de defender los intereses del gremio, ser un órgano de consulta, ser interlocutor frente al Estado, así como dar cumplimiento a lo estipulado en la Ley de Profesiones.

 

De acuerdo con datos delObservatorio de la Ingeniería Mexicana se señala  que en los últimos 10 años la matrícula ha crecido en 84 por ciento y han egresado del sistema casi 640 mil jóvenes ingenieros.

 

La proporción de estudiantes de ingeniería (27.9 por ciento), respecto al total de estudiantes en el sistema de educación superior a nivel de licenciatura, es una de las más elevadas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que es en promedio de 14.7 por ciento.

 

Sin embargo, la proporción de jóvenes en educación superior respecto a la población en edad de participar en ella es reducida (22 por ciento), respecto al promedio de la OCDE (40 por ciento). En cuanto al posgrado, nivel educativo de gran relevancia para el desarrollo tecnológico e innovación, en los últimos diez años la matrícula se incrementó solo en 46.2 por ciento, a pesar de que tanto en proporción a la licenciatura (3.3 por ciento) como en números absolutos (24 mil 687), la cifra es muy baja, señala el Observatorio.