La secreta historia del aguacate en Puebla

La secreta historia del aguacate en Puebla

La evidencia más antigua del consumo de aguacate se remonta al año 10,000 a. C
Laura Islas | UN1ÓN | 21/10/2017 00:47

El aguacate es uno los productos que México dio al mundo. 

Durante 2016, México exportó a los Estados Unidos más de un millón de toneladas de aguacate, lo que representó una de derrama de más de 2 mil millones de dólares.

La historia del aguacate en México inicia en Puebla: la evidencia más antigua del consumo de aguacate se remonta al año 10,000 a. C, en una cueva ubicada en Coxcatlán, ubicada en la región de Tehuacán.

Fue en las partes altas del Centro y Este de México donde se inició el cultivo de este  fruto, revela un estudio realizado por Salvador Sánchez Colín, Pedro Mijares Oviedo, Luis López-López y Alejandro F. Barrientos-Priego, el cual cuenta la historia del aguacate en México.

Este fruto fue uno de los tributos que los aztecas recibieron por parte de los pueblos conquistados en Mesoamérica, particularmente del poblado Ahuacatlán, que significa “lugar donde abunda el aguacate”. 

Las culturas antiguas tenían un buen conocimiento de las variedades de aguacate; el Códice Florentino menciona al menos tres tipos de aguacate identificados en la época prehispánica: el “aocatl”, el “tlacacolacatl” y el “quilaoacatl”, que es posible que correspondan a las razas que conocemos actualmente: Mexicana, Guatemalteca y antillana.

Cuando los españoles llegaron a México e inició la fase de la Conquista “inició también un cambio radical con la finalidad de destruir toda huella de mexicanismo, misma que provocó que durante un gran margen de tiempo no se publicara nada al respecto, lo que de alguna manera justifica que durante este periodo no se tuviera acceso a la información sobre el cultivo del aguacate”.

Sin embargo se sabe que los propios españoles llevaron el aguacate a Europa y al resto del mundo. 

Fue hasta 1911 cuando el cultivo del aguacate cobró auge, cuando se introdujo una variedad proveniente de Atlixco, Puebla, a California.

Para 1912 hay registro de la presencia de varias huertas de aguacate en el Distrito Federal (particularmente en San Ángel).

En la década de los 30 el cultivo del aguacate se popularizó aún más, aumentando hasta 64% la superficie cultivada.

“Durante los años cuarentas, existen antecedentes sobre la existencia de materiales de tipo criollo en los estados de Michoacán, Puebla, México, Veracruz, Sinaloa, Querétaro, entre otros”, señala el estudio.

En Puebla, Atlixco fue una de las poblaciones que destacó en la producción de aguacate; de hecho, fue este municipio poblano la base de la industria aguacatera en California, EU.

Fue hasta 1958 cuando Michoacán comenzó a figurar como productor de aguacate, sobre todo del tipo criollos. 

En los años 60 se establecieron los primeros viveros con la variedad Hass, lo cual potencializa la producción comercial.

En la década de los 70 nueve estados producían aguacate en México: Colima Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla y Veracruz.

En los 80 México inicia la producción de aguacate a Europa, y para los 90’s Michoacán se convierte en el productor nacional más importante de aguacate.

“A nivel interno los mercados más importantes de aguacate ocurren en los Estados de Puebla, Sinaloa, Coahuila, Nuevo León, Chiapas, México, Distrito Federal, Jalisco, Quintana Roo y Guerrero, con un consumo pe rcápita cerca de 10 Kg”, señala el estudio.

El aguacate actualmente vive un auge; este fruto es protagonista incluso en eventos como el SuperBowl cuando se consumen más de 100 mil toneladas de aguacates en guacamole.

 

Historia del Aguacate en México by Laísa Salander on Scribd