BUAP señala que falta de árboles provocan altas temperaturas

BUAP señala que falta de árboles provocan altas temperaturas

Las áreas verdes tienen valor estético, son espacios de conservación ambiental, proporcionan bienes y servicios ambientales
Redacción | UN1ÓN Puebla | 05/06/2018 12:25

Este 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente y en este sentido, la directora del Jardín Botánico Universitario (JBU) de la BUAP, Maricela Rodríguez Acosta, habló del  impacto positivo de la vegetación en las zonas urbanas, las cuales no pueden quedar fuera de las reflexiones, sobre todo porque hoy concentran más de la mitad de la población mundial y a otras especies.  

 

Si la tendencia se mantiene hasta 2050, estima Naciones Unidas, para ese año dos tercios de la humanidad vivirá en alguna ciudad. “Para los citadinos es nuestro medio ambiente. Tenemos que asumir nuestro compromiso por estos ecosistemas”, señaló Rodríguez Acosta, quien por ello reconoció la necesidad de gestionarlos, así como a los

entornos naturales, pero considerando (además de los factores bióticos) aspectos de desarrollo económico y social que hacen de la ciudad sistemas más complejos.

 

“Hay que rescatar nuestras ciudades. Volverlas espacios que nos unan con el medio ambiente natural”, comentó. Para ese propósito, en Puebla habría que comenzar elevando el número de áreas verdes. En 2009, Rodríguez Acosta publicó que de los 1.58 metros cuadrados de áreas verdes que había por poblano en 1990, para 2006 la superficie se redujo a metro y medio: una pérdida de 5 por ciento per cápita. Naciones Unidas sugiere como mínimo entre 10 y 15 metros cuadrados.

 

Además, las áreas verdes tienen valor estético, son espacios de conservación ambiental, proporcionan bienes y servicios ambientales que mejoran la calidad de vida, permiten la convivencia social, refuerzan lazos de solidaridad y el sentido de comunidad. “El árbol urbano es de los árboles que más ventajas nos da, y en Puebla viven condiciones muy difíciles, terribles. Deberíamos hacer un monumento al árbol urbano”, consideró la especialista.

 

Puebla tiene una superficie de 54 mil 548 hectáreas y una población de más de un millón 500 mil habitantes. Aunque no es la ciudad mexicana más densa (es la cuarta, mientras Ciudad de México la primera), posee muy pocas áreas verdes. No obstante la escasez, los pocos corredores naturales hace de la Angelópolis una urbe de gran biodiversidad.

 

Aunque no hay un estudio que determine el número de especies animales coexistiendo en la ciudad de Puebla, gracias a investigadores de la BUAP se sabe que en el JBU se pueden encontrar 120 especies de aves, un número alto para tan sólo 10 hectáreas. La diversidad de árboles de más de mil 300 especies, además de hacer del repositorio universitario el más grande de México, lo convierte en un polo de interés para estos seres alados. Es un buen ejemplo poblano de los efectos positivos de la correcta gestión de las áreas verdes. Porque sí son necesarios los parques, pero buenos parques.