Reseña del Día de Muertos

Reseña del Día de Muertos

El origen de esta tradición como la conocemos es producto de la mezcla de dos culturas: la indígena y la española
Redacción | UN1ÓN | 15/10/2019 04:00

Para los mexicanos, el Día de Muertos es una de las tradiciones más importantes.

La relevancia de este festejo es mundial, pues desde 2003 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoció al Día de Muertos como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Los altares u ofrendas de muertos son los elementos más característicos de esta celebración. 

El 1 y 2 de noviembre se coloca un altar en honor a las almas de los difuntos que nos visitan en esas fechas. 

Aunque lo más común es colocar la ofrenda el 1 de noviembre, ésta se puede poner desde el 28 de octubre. 

Los elementos de la ofrenda son muy característicos y cada uno tiene un significado especial. Por ejemplo, no debe faltar la flor de cempasúchil, pues se cree que esta flor es la que indicará el camino a las almas. 

Otros elementos importantes en una ofrenda es la comida favorita de los difuntos, su fotografía, agua y bebidas para que se refresquen, veladoras, sal, papel picado, pan de muerto, calaveritas de azúcar, entre otros.

Los altares pueden tener varios niveles, cada escalón significa un estrato de la existencia. 

El altar más tradicional es el de 7 niveles, los cuales simbolizan los pasos necesarios para descansar en paz. Pero también hay altares de dos o tres niveles.

El origen de esta tradición como la conocemos es producto de la mezcla de dos culturas: la indígena y la española. Hay elementos del culto que rendías los antiguos mexicanos a la muerte y del catolicismo en el festejo del Día de Muertos.

Aunque hay que decir que no había altares prehispánicos como los conocemos ahora. 

Las ofrendas formaban parte más bien del rito funerario; es decir, no se colocaban en una fecha especial, sino formaban parte de su entierro. 

Al difunto lo enterraban con joyas y ropajes, con vasijas con alimentos, agua, y otros elementos que podrían servirle al ánima en su camino al Mictlán. Los cadáveres también eran enterrados con perros que servían de guían para el viaje al inframundo; y, en el caso de los gobernantes o personajes de clases privilegiadas, se les enterraba con sus esclavos para que lo acompañaran en su camino.

El festejo del Día de Muertos durante el 1 y 2 de noviembre es netamente católico, pues los antiguos mexicanos tenían otras fechas para el culto a la muerte.

Actualmente, el Día de Muertos ha cobrado un gran auge. En diversas ciudades se realizan una serie de actividades para festejar esta fecha, las más destacadas son los desfiles de catrinas o alusivos a la fecha.

El Día de Muertos también ha cobrado relevancia mundial al figurar en producciones cinematográficas como James Bond y Coco, obra que Pixar dedicó a esta tradición.

En este año, la empresa Mattel lanzó la Barbie Día de Muertos; se trata de una edición especial, donde la famosa muñeca aparece maquillada y vestida como catrina.