Reserva de Tehuacán recibe declaratoria de Patrimonio de la Humanidad

Reserva de Tehuacán recibe declaratoria de Patrimonio de la Humanidad

Se trata del segundo sitio mexicano que se convierte en Patrimonio Mixto de la Humanidad
Israel Olguín | UN1ÓN Puebla | 22/11/2019 05:00

El 4 de julio de 2018, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró la Reserva del Valle de Tehuacán-Cuicatlán Patrimonio de la Humanidad, por ser además, Habitat Primigenio de Mesoamérica.

El valle, que abarca 145 mil 255 hectáreas, resguarda tanto un patrimonio cultural como natural. Es hábitat de especies únicas, entre ellas los bosques de cactáceas columnares de gran tamaño y ejemplares de fauna silvestre amenazadas como el águila real.

Mientras que respecto a su riqueza cultural, el valle Tehuacán-Cuicatlán alberga vestigios que remontan al origen de la agricultura y la transición de las sociedades de cazadores-recolectores a las sociedades neolíticas sedentarias, entre ellas, pinturas rupestres, cementerios, montículos, construcciones y ciudadelas.

Se trata además, del segundo sitio mexicano que se convierte en Patrimonio Mixto de la Humanidad, después de la Antigua Ciudad Maya y Bosques Tropicales protegidos de Calakmul, en el corazón de la península de Yucatán (sur), que entró en esta lista en 2016.

Por ello, el Gobierno federal llevó a cabo este 21 de noviembre la entrega de la declaratoria que lo acredita como Patrimonio Mundial a sus ocho grupos originarios.

El Valle se ubica en una zona árida y semiárida entre los estados de Puebla y Oaxaca, caracterizada por poseer una alta diversidad biológica, principalmente cactus y agaves, así como numerosas especies únicas en el mundo.

También posee un conjunto tecnológico de gestión del agua, que permitió el desarrollo y evolución de una de las civilizaciones más antiguas del mundo, lo que lo convierte en un claro ejemplo de la fusión cultura-naturaleza.