¿Cómo podemos cuidar el medio ambiente en la nueva normalidad?

¿Cómo podemos cuidar el medio ambiente en la nueva normalidad?

La interacción de los humanos o el ganado con la vida silvestre los expone al riesgo de propagación de patógenos potenciales
Redacción | UN1ÓN | 03/06/2020 05:00

Este 5 de junio celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente. 

La conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente 2020 es atípica, pues ocurre en medio de la pandemia de Coronavirus Covid-19.

Los científicos y especialistas que trabajan en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) están estudiando la relación entre el virus SARS-CoV-2 y el medio ambiente.

Al respecto, estas son algunas de las primeras conclusiones a las que han llegado:

  1. La interacción de los humanos o el ganado con la vida silvestre los expone al riesgo de propagación de patógenos potenciales. Para muchas zoonosis (enfermedades infecciosas que se transmiten de los animales a los humanos), el ganado sirve como un puente epidemiológico entre la vida silvestre y las infecciones humanas.

  2. Los impulsores de la aparición de enfermedades zoonóticas son los cambios en el medio ambiente, usualmente como resultado de actividades humanas que provocan alteraciones en el uso del suelo, en el clima, en los animales o huéspedes humanos y en los patógenos, que siempre evolucionan para explotar nuevos huéspedes.

  3. Por ejemplo, los virus asociados con los murciélagos surgieron debido a la pérdida de sus hábitats a causa de la deforestación y la expansión agrícola. Los murciélagos juegan un papel importante en los ecosistemas al ser polinizadores nocturnos y depredadores de insectos.

  4. La integridad de los ecosistemas sustenta la salud y el desarrollo humanos. Los cambios ambientales inducidos por el hombre modifican la estructura de la población de vida silvestre y reducen la biodiversidad, lo que resulta en nuevas condiciones ambientales que favorecen a los huéspedes, vectores y / o patógenos particulares.

  5. La integridad de los ecosistemas puede ayudar a regular las enfermedades al promover la diversidad de especies para que sea más difícil que un patógeno se extienda, amplifique o domine.

  6. Es imposible predecir de dónde vendrá el próximo brote o cuándo será. La evidencia creciente sugiere que los brotes o enfermedades epidémicas pueden volverse más frecuentes a medida que el clima continúa cambiando.

Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA, señaló al respecto que: "Nunca antes habían existido tantas oportunidades para que los patógenos pasen de los animales silvestres y domésticos a las personas".

Y añadió que: "Nuestra continua erosión de las áreas silvestres nos ha puesto incómodamente cerca de las especies portadoras, es decir, animales y plantas que albergan enfermedades que pueden pasarse a los humanos".

¿Qué medidas podemos tomar para cuidar el medio ambiente en la nueva normalidad?

Usar cubrebocas lavables 

Cuando empezó la pandemia de coronavirus, existió una sobredemanda de cubrebocas N95, sin embargo, este tipo de insumo es solo requerido por el personal médico que se encuentra en contacto directo con personas contagiadas de Covid-19.

Una buena medida para cuidar el medio ambiente durante la nueva normalidad, es utilizar cubrebocas lavables. Hay algunos modelos que son tricapa y que tienen filtro.

Caretas de PET, PVC o PETG

Las caretas de plástico transparente son otro de los productos muy demandados para la protección de coronavirus. Una de las ventajas de estos artículos es que son reutilizables.

Te recomendamos que compres caretas faciales protectoras de PET, PVC o PETG calibre 20 o 15, porque te ofrecerán mayor duración que las de acetato.

Productos biodegradables

Hay hábitos que llegaron con la nueva normalidad por el Covid-19 para quedarse, como por ejemplo la necesidad de limpiar y sanitizar superficies, lavarse las manos constantemente, el uso de empaques desechables y bolsas debido al aumento de pedidos a domicilio…

Para contrarrestar esto, lo mejor que puedes hacer es preferir productos biodegradables. Checa la etiqueta de los productos de limpieza que compras para ver si estos son amables con el medio ambiente.

Evita a toda costa usar unicel.

Otros tips para cuidar el medio ambiente 

Existen muchas medidas para cuidar el medio ambiente que podemos realizar todos los días. 

Te compartimos algunas recomendaciones que puedes implementar en tu rutina y que servirán para cuidar el medio ambiente.

  1. No tires basura en las calles.
  2. Evita quemar basura, hojas y otros objetos, así como hacer fogatas en bosques o en plena ciudad.
  3. Riega las plantas durante la noche o muy temprano, cuando el Sol tarda más en evaporar el agua.
  4. Reutiliza el agua que juntaste de la regadera y de lavar las verduras para regar las plantas o el jardín.
  5. Reduce la cantidad de residuos que generas, para tus bebidas en la escuela o el trabajo utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables.
  6. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas. 
  7. Los residuos orgánicos, como cáscaras de frutas y verduras, sobrantes de comida, servilletas de papel, pasto, hojas, ramas, entre otros, deberán ir en un contenedor especial.
  8. Con la materia orgánica puede producirse composta, la cual sirve como abono natural de hortalizas y árboles o para enriquecer el suelo.
  9. Clasifica los residuos inorgánicos en forma independiente según su tipo; aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen; junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico, esto facilita su clasificación y reciclaje. Enjuaga los envases usados de cartón y aplástalos para facilitar su acopio.
  10. En el hogar, limpia pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua; una para limpiar y otra para enjuagar.
  11. Aprovecha el agua jabonosa o de la lavadora para lavar los escusados. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín.
  12. Antes de lavar los trastos, retira los residuos orgánicos (comida) y deposítalos en un bote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas con los residuos inorgánicos.
  13. Remoja los trastos de una sola vez; si tienen mucha grasa, utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.
  14. Cuida que la llave del fregadero no gotee. Cambia los empaques cada vez que sea necesario.
  15. Instala un economizador de agua. Es un dispositivo barato y fácil de colocar.
  16. Lava las verduras en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cepillo y desinféctalas. Reutiliza esta agua para el escusado o regar plantas.
  17. Si lavas la ropa en el lavadero, no desperdicies el agua. Reutiliza el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.
  18. Utiliza la lavadora sólo para cargas completas. Esto ayuda a ahorrar agua y energía eléctrica. Talla a mano o con cepillo las partes más sucias de la ropa, para evitar dobles o triples lavadas.
  19. Utiliza el papel prudentemente y aumenta el uso de archivos electrónicos que permitan disminuir el almacenamiento de papel, con apoyo de scanner.
  20. Utiliza vegetación natural, para crear microclimas en espacios interiores y siembra árboles al exterior, alrededor del edificio. Propicia en tu oficina las compras verdes, estableciendo criterios ambientales.
  21. Al enviar documentos por mensajería, coméntalo con tus compañeros, así aprovecharás un solo embarque. Prográmalo sólo una vez al día, para evitar llamar constantemente a la empresa de mensajería y disminuir costos.
  22. Utiliza preferentemente el correo electrónico para envío de documentos, en especial si lleva varios C.C.P. (Oficios, informes, memorandums, etc.)
  23. Aprovecha al máximo la luz y ventilación natural.
  24. Reduce el uso de tu automóvil en la medida de lo posible. Procura transportarte junto con otras personas y emplear más a menudo el transporte público.
  25. Evita que se sobrellene el tanque de gasolina. Así se evitan derrames y que se evaporen los compuestos de gasolina.
  26. Procura afinar tu coche y llevarlo periódicamente al servicio.
  27. Asegúrate de que los neumáticos tengan la presión de aire adecuada. Esto mejorará el desplazamiento del vehículo y ayudará a ahorrar gasolina.
  28. No conduzcas a altas velocidades y evita frenar o arrancar repentinamente, ya que esto genera un mayor consumo de combustible.
  29. Cuando compres productos, evisa la información en la etiqueta y compara precios. Prefiere productos con empaques fabricados con materiales reciclables; con ello contribuyes a que se consuman menos recursos naturales.
  30. Compra productos empacados de forma más sencilla y con menos plásticos.
  31. Reduce al mínimo el uso de productos desechables y elige envases retornables.
  32. Prefiere los productos cuyos envases de plástico tengan el logotipo de reciclable o reciclado.
  33. Reutiliza las bolsas del súper para las compras.
  34. Compra limpiadores y productos de limpieza que en la etiqueta diga que son biodegradables.
  35. Si depositas el papel higiénico en el escusado, cómpralo blanco, ya que el de color contamina el agua.
  36. Compra de preferencia productos elaborados localmente.
  37. Nunca compres productos derivados de especies en peligro de extinción, como corales, carey, huevos de tortuga, plumas de aves o pieles de animales.
  38. No compres animales exóticos como mascota.
  39. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. 
  40. Enseña a tus hijos estos hábitos desde pequeños.
 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: