BUAP realizará pruebas para Covid-19 ‘sin bajar del auto’

BUAP realizará pruebas para Covid-19 ‘sin bajar del auto’

La toma de muestras será de lunes a viernes de 8:30 a 10:30 horas
Redacción | UN1ÓN | 08/07/2020 05:00

El Hospital Universitario de Puebla (HUP) brinda a sus derechohabientes el servicio de pruebas COVID-19 “sin bajar del auto”, para mayor seguridad de las personas.

Fue el propio rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, quien propuso esta iniciativa.

En caso de presentar síntomas, el primer paso es llamar al centro de atención telefónica 22 22 14 07 25, de 8:00 a 17:00 horas, de lunes a viernes, desde donde un especialista hará un diagnóstico para indicar la pertinencia de realizarse la prueba.  

La toma de muestras será de lunes a viernes de 8:30 a 10:30 horas, en Ciudad Universitaria, con acceso por la puerta 3, ubicada sobre Bulevar Carlos Camacho Espíritu. Se solicita a los derechohabientes del HUP seguir las indicaciones recomendadas.  

BUAP valida uso de plasma de pacientes recuperados por Covid-19

Indiana Torres Escobar, responsable de la Academia de Infectología de la Facultad de Medicina de la BUAP, señala que la utilización de plasma de convalecientes no es un método nuevo; el primer reporte fue hace más de un siglo, en octubre de 1918, y aunque los resultados sobre este son variables, en plena pandemia representa una ruta para tratar a pacientes con el virus SARS-CoV2.

“En el 2003, cuando apareció el primer SARS empezaron a registrarse investigaciones al respecto y se mostraron resultados prometedores con el uso del plasma, igual se probó con el virus del MERS, e incluso con el ébola, con el que los resultados fueron mejores; no obstante, hay que tener claro para qué serviría el plasma en una situación como la que vivimos con el COVID-19”, señaló la académica.

Torres Escobar señaló que para entender la técnica del uso de plasma, una persona cuenta con dos tipos de inmunidad: la natural y la artificial, las cuales pueden ser activas o pasivas. La inmunidad natural pasiva es con la que nacemos, es decir, la que trasmiten las madres a sus hijos; mientras que la natural activa se produce cuando una enfermedad se desarrolla y se generan anticuerpos cuando el organismo reconoce la enfermedad.

En cuanto a la artificial activa, señaló que un ejemplo son las vacunas, pues a partir de su aplicación se generan anticuerpos. A su vez, la inmunidad

 artificial pasiva es aquella en la que los anticuerpos se pasan directamente, a esta corresponde justamente la utilización del plasma de convalecientes.

“En teoría, al tener los anticuerpos del plasma de una persona que padeció la COVID-19, se podrían emplear para prevenir y para tratar, pero realmente se está utilizando para reducir la mortalidad al tratar a pacientes graves con el plasma de pacientes que ya vencieron la enfermedad. Parte de la inmunidad que se generará a mediano o corto plazo, que da la posibilidad de neutralizar el virus, evitando que se replique”, añadió.

También te puede interesar:

Por Covid-19, Puebla modifica forma para pagar Pensiones del Bienestar

¿Cuándo pagan la pensión a adultos mayores 2020?

Becas Benito Juárez: Registro Bienestar Azteca, lo que debes saber

Términos relacionados: