Liberales y conservadores. Aprende en Casa II Primaria

Liberales y conservadores. Aprende en Casa II Primaria

Liberales y conservadores defendían ideas opuestas acerca de lo que era y debía ser México
Liberales y Conservadores
Liberales y Conservadores
Redacción | UN1ÓN | 05/11/2020 05:00

En la clase de Historia de quinto de primaria, se verá el tema: “Liberales y conservadores”, con el que aprenderás las diferencias entre los liberales y conservadores durante el siglo XIX.

A mediados del siglo XIX dos fuerzas políticas querían gobernar México; ambos grupos tenían ideas opuestas, en la mayoría de los casos, acerca de las medidas que debían adoptarse para mejorar la situación del país. Estos Grupos eran los liberales y los conservadores, a los que se ha considerado como partidos políticos, sin que lo hayan sido formalmente. 

Las luchas entre ambos grupos provocaron que en este periodo hubiera constantes conflictos; esto causó la inestabilidad del país y afectó su economía y desarrollo. 

https://libros.conaliteg.gob.mx/20/P5HIA.htm#page/51

Diferencias entre Liberales y Conservadores

Es normal que las personas pensemos diferente y que no compartamos alguna forma de pensar. Pero esto no significa que sólo una parte tenga toda la razón, sino que cada persona mira la realidad desde un punto de vista diferente, desde lo que a cada quien le ha tocado vivir, y lo que le resulta maravilloso a unos puede resultarle chocante a otros. 

En el siglo XIX no pensaban así, porque hubo muchos problemas entre liberales y conservadores. Los problemas fueron tantos y tan fuertes, que ocasionaron una guerra civil, o sea, una guerra entre dos bandos dentro del mismo país, y esto afectó a muchísimas personas de una forma u otra. 

Liberales y conservadores defendían ideas opuestas acerca de lo que era y debía ser México, los liberales y los conservadores fueron dos partidos políticos rivales que surgieron en el contexto de la crisis que ocasionó la derrota de México durante la guerra contra Estados Unidos. México perdió más de la mitad de su territorio como consecuencia de esta guerra y se puso en duda su capacidad para gobernarse a sí mismo. Con un territorio mutilado, una economía en ruinas y una sociedad dividida, México transitaba por uno de los momentos más difíciles de su historia, porque lo que estaba en riesgo era su existencia misma como nación independiente. El partido liberal y el conservador surgieron como dos proyectos políticos que prometían salvar a México de la desgracia y convertirlo en una nación moderna y próspera, pero esto significaba cosas muy distintas para un grupo y para otro. 

Pero, antes de entrar en los detalles sobre las diferencias entre estos dos grupos políticos, observa el siguiente video. 

  1. Liberales y conservadores

https://www.mdt.mx/KrismarApps/src/video/red_his_5202b.m4v

Vamos a revisar con más cuidado las diferencias que se plantearon en el video para que todas y todos podamos comprenderlo mejor. 

Características

Liberales

Conservadores

Forma de gobierno deseada

República gobernada por un ciudadano mexicano.

Monarquía gobernada por un miembro de la realeza europea. O un gobierno centralista.

Principales Objetivos

Desamortizar los bienes del clero y las tierras comunales; permitir la libertad de culto y establecer la igualdad de la población ante la ley.

 

Prohibir la existencia de otra religión diferente a la católica.

Propuestas

Cambios en la educación, la libertad de expresión.

Establecimiento del registro civil.

 

Mantener los privilegios de la iglesia, del Ejército y los terratenientes.

 

Vamos a revisar la tabla. 

  • República vs. Monarquía:

  • Desamortización vs Intolerancia religiosa.

  • Garantías individuales vs Privilegios tradicionales.

Qué defendían Liberales y Conservadores

Los liberales querían una nación con ciudadanos (individuos iguales ante la ley con derechos políticos y garantías individuales), democracia (los ciudadanos eligen a sus representantes) y un presidente (representante civil, temporal, electo democráticamente); los conservadores querían una nación gobernada por un monarca católico europeo (centralización política, intolerancia religiosa, continuidad de la tradición política colonial) con una ciudadanía restringida (no todos son ciudadanos, sólo los varones propietarios con cierto nivel de ingresos).

El proyecto de los conservadores retomaba las propuestas de los centralistas de años atrás, mientras que el proyecto de los liberales se inspiraba en las ideas de los antiguos federalistas. Es decir, que los conservadores apoyaban una forma de gobierno en la que todos los poderes recaen en una sola persona, que controla todo el país desde un solo centro de poder; mientras que los liberales apoyaban una forma de gobierno en la que el poder está distribuido entre muchas partes y todas son libres de gobernarse a sí mismas. 

La diferencia fundamental entre liberales y conservadores era el lugar que se le daba a la iglesia católica. Los conservadores estaban convencidos de que la religión católica era la esencia de la identidad mexicana y, por lo tanto, defender a la Iglesia era absolutamente necesario para inculcar en la población los valores del orden y el respeto a la autoridad. Por su parte, los liberales veían a la iglesia católica como un vestigio (reliquia, resto, residuo) de la época colonial, que al proteger los privilegios (derechos especiales) de unos cuantos y prohibir la existencia de otras religiones se volvía en una enemiga de la igualdad y de la libertad.

¿Que tipo de  gobierno querían Liberales y Conservadores?

Los conservadores rechazan el modelo de República representativa y federal, con libertad de pensamiento y expresión, porque consideraban que era una forma de gobierno importada desde fuera, una mala imitación del modelo estadounidense que estaba destinado a fracasar por ser completamente ajena a las tradiciones y características mexicanas.

Los liberales rechazan el modelo monárquico, centralista y conservador porque mantiene el poder y la riqueza en manos de unos pocos e impide la libre circulación de las ideas. Dentro de los representantes más importantes de los conservadores se encontraba Lucas Alamán, quien defendió los privilegios de la iglesia y del ejército. 

José María Luis Mora era uno de los máximos representantes de los liberales, quien estaba a favor de establecer una República federal. 

En esa época la mayoría de la población no tenía acceso a la educación y carecían de recursos. Tras la pérdida de los territorios del norte el país se encontraba desmoralizado, la indemnización que pagó Estados Unidos sirvió para pagar la deuda inglesa, sueldos de empleados del gobierno y pacificar el país. Ante esa situación el grupo conservador afirmó que la pérdida de los estados del norte se debió al federalismo y que para lograr la unidad del país era necesario tener un presidente que concentrara el poder y fuera capaz de mantener buenas relaciones con la iglesia, el ejército y los terratenientes. 

En 1852 los conservadores se rebelaron contra el gobierno liberal del presidente Mariano Arista, de esta forma llevaron a Antonio López de Santa Anna a lo que sería su último período presidencial. Durante su gobierno ocurrió la venta de La Mesilla, se limitó la libertad de expresión, se clausuró el Congreso, se impusieron nuevos impuestos, se atentó contra la soberanía de los estados y se hizo nombrar “Alteza Serenísima”, ante esa situación y acumulación de poder la gente estaba descontenta; por eliminar derechos y libertades, su gobierno fue calificado como dictadura. Debido a esta situación los liberales se organizaron y se rebelaron en su contra y en 1854 proclamaron el Plan de Ayutla para desconocer el gobierno de Santa Anna.

El Plan de Ayutla

Vamos a leer un fragmento de este Plan para analizar su contenido, se encuentra en la página 53 de tu libro de texto de historia. 

“Que la permanencia de D. Antonio López de Santa Anna en el poder es un amargo (amenaza) constante para las libertades públicas, puesto que  con el mayor escándalo, bajo su gobierno se han hollado (pisoteado) las garantías individuales (…); Que los mexicanos (…) se hallan en peligro inminente de ser subyugados (sometidos) por la fuerza de un poder absoluto, ejercido por el hombre á quien tan generosa como deplorablemente se confinaron los destinos de la patria; Que (…) solo ha venido á oprimir (…) á los pueblos recargándolos de contribuciones onerosas (costosas), sin consideración á la pobreza general, empleándose su producto en gastos superfluos (innecesarios), y formar la fortuna, como en otra época, de unos cuantos favoritos; (…)

Que debiendo conservar la integridad del territorio de la Republica, ha vendido una parte considerable de ella, sacrificando á nuestros hermanos de la frontera del Norte, que en adelante serán extranjeros en su propia patria (…). 

El Plan decía que los mexicanos estaban siendo oprimidos por el gobierno de Santa Anna, evidentemente lo redactaron los liberales y que las decisiones que había tomado estaban afectando a todos los pobladores del territorio y eran injustas. 

Ahora, el siguiente paso era la constitución: redactar una constitución era definir las nuevas reglas del juego. La constitución era el proyecto de país que los liberales querían realizar. Contiene sus ideales y su propuesta de un método para lograr el orden y la prosperidad. Era definir de una nueva forma los derechos y las obligaciones de la sociedad. ¿Tú crees que este documento es necesario en nuestros días? 

Una constitución es un acuerdo de reglas de convivencia, es decir, un pacto político y social. Se llama así porque integra, establece, organiza, constituye las normas que rigen a la sociedad de un país.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Panorama de la Reforma y la República restaurada. Aprende en Casa

Caminos y bandidos. Aprende en Casa II Primaria

Por culpa de un pastelero. Aprende en Casa II Primaria