¿Cómo incrementar el consumo de alimentos saludables?

¿Cómo incrementar el consumo de alimentos saludables?

Para garantizar una alimentación saludable, es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, entre otros, en cantidades adecuadas y variadas
Alimentación Saludable
Alimentación Saludable
Redacción | UN1ÓN | 22/01/2021 05:00

Cada que comemos algún alimento, de manera general no hay un conocimiento claro sobre el contenido nutricional , calorías, cantidades de sodio y azúcar, etcétera, sin embargo, es importante tener clara la importancia de llevar una alimentación saludable.

Mucho se habla de tener una alimentación saludable, entendiendo que sea aquella que proporcione los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener el buen funcionamiento del organismo, conservar o restablecer la salud, minimizar el riesgo de enfermedades, garantizar la reproducción, gestación, lactancia, desarrollo y crecimiento adecuado

Y para garantizar una alimentación saludable, es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas. Si lo hacemos así, estamos diciendo que tenemos una alimentación saludable.

Por ello, la pregunta que surge al conocer la importancia de los grupos alimenticios mencionados en tu dieta diaria es:

¿Cómo incrementar el consumo de alimentos saludables?

Expertos en nutrición señalan que la manera en lograr lo anterior, es cuando se obtienen sugerencias de hábitos que pueden contribuir a mejorar la manera en que tu metabolismo capta los nutrientes y cómo priorizar los alimentos más sanos.

 

Consejos para aumentar el consumo de alimentos saludables

A continuación 5 consejos que te serán muy útiles para incrementar el consumo de alimentos saludables:

1. Varía tu consumo de alimentos

La mejor manera de mantener activo tu metabolismo es consumir variedad, por ejemplo: si acostumbras comer plátano del que usualmente se encuentra en los supermercados, esta bien, pero ocasionalmente también consume de otro tipo, como por ejemplo plátano macho o dominico; si sueles consumir frijol peruano, otro día lleva frijol negro. Prepara el arroz un día rojo, otro día en risotto, y otro más puedes dejarlo blanco. Lo mismo con las carnes: un día puedes comer mariscos, otro carne de res, otra de pollo y otro día sólo comer lácteos o descansar.

2. Sustituye las harinas y azúcares por frutas y botanas saludables

Primero que nada, considera que si tienes deseos de comer harinas y azúcares constantemente a lo largo del día, puede tratarse de adicción al azúcar y a las harinas, ansiedad, o mala nutrición. Combate esto sustituyendo esos antojos por alimentos más naturales: cacahuates, semillas, yogur con granola, frutas, o verduras frescas con un toque de limón o aderezo; no omitas ninguna de las tres comidas del día, además de ser constante con los horarios. Por otra parte, dale atención a los factores psicológicos que pudieran estar estimulando tu ansiedad, de acuerdo con la doctora Jocelyn Lebow, de la sección de psiquiatría y psicología en la Clínica Mayo de Rochester puede haber relación entre la ansiedad y los trastornos alimenticios.

3. Cocina las verduras y las frutas de distintas maneras

Los vegetales no tienen por qué ser aburridos, recuerda que las verduras pueden prepararse en caldos, cremas y croquetas. Por ejemplo, las croquetas de brócoli con queso y el caldo tlalpeño, llevan verduras pero de una forma deliciosa. En el caso de las frutas, también puedes incorporarlas a tu dieta en aguas frescas y como botanas saludables.

4. Cuando puinses en grasas dale prioridad a las de cadena larga o de origen animal

Las grasas de cadena larga como el aceite de oliva no pueden ser procesadas por los intestinos y se desechan, en cambio, las grasas de origen animal son compatibles con el metabolismo humano. La manteca vegetal y el aceite de coco son ejemplos de grasas de origen vegetal que no son recomendables, sin embargo existe como opción la mantequilla. Sin embargo, siempre debes respetar el lugar que las grasas ocupan en la pirámide nutricional. 

5. No hagas sacrificios

Adapta tu dieta a tu personalidad: si eres alguien a quien las prohibiciones le despiertan la tentación, no te prohíbas ningún alimento pero come de manera balanceada; en cambio, si eres alguien disciplinado, deja un espacio para darte un pequeño gusto de manera equilibrada. Así tu metabolismo estará listo para procesar todo tipo de alimentos.

Para cada persona existe una dieta diferente

Es importante que tomes en cuenta que en cada etapa de la vida se tienen distintas necesidades nutricionales, y que la dieta y porciones de una persona que se ejercita o que tiene mucha actividad física, no son las mismas de una persona sedentaria que hace poco ejercicio. 

Una de las estrategias del régimen alimentario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es lograr un equilibrio calórico y un peso saludables. Moderar las raciones y grupos de alimentos según el grado de actividad también es muy importante. También se debe tomar en cuenta que las necesidades nutricionales no son iguales durante la infancia y la vejez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué son los alimentos transgénicos? Ventajas y desventajas

¿Cuáles son los alimentos procesados?

¿Por qué los alimentos procesados ponen en riesgo la salud?