La noche triste de los españoles. Aprende en Casa III Secundaria

La noche triste de los españoles. Aprende en Casa III Secundaria

El 8 de agosto de 1519, Hernán Cortés partió rumbo a México-Tenochtitlan desde Cempoala, población indígena cercana a la Villa Rica de la Vera Cruz
La noche triste de los españoles
La noche triste de los españoles
Redacción | UN1ÓN | 03/03/2021 12:07

En Historia de segundo de secundaria, se analizará el tema: “La noche triste de los españoles”, con el que conocerás los principales acontecimientos del proceso de Conquista de México-Tenochtitlan y analiza algunos de los factores que lo determinaron.

En esta sesión, estudiarás los acontecimientos que surgieron en México–Tenochtitlan tras la matanza de Toxcatl, la cual tendría como consecuencia la derrota y expulsión de los españoles, y con ello, la llamada Noche Triste. 

¿Qué hacemos? 

Para comprender el suceso de la Noche Triste, analizarás algunos aspectos previos, los cuales te permitirán entender cómo fueron presentándose los sucesos. Inicia con la siguiente información. 

El 8 de agosto de 1519, Hernán Cortés partió rumbo a México-Tenochtitlan desde Cempoala, población indígena cercana a la Villa Rica de la Vera Cruz, recién fundada por él. Después de pasar por Coatepec, Jalapa, Altotonga, Teziutlán, Tlaxcala y Cholula, entre muchos otros pueblos, llegaron a Amecameca y Chalco, a la orilla del lago de Xochimilco. 

El 7 de noviembre llegaron a Iztapalapa, en donde se encuentran con Cuitláhuac, señor de Iztapalapa y hermano de Moctezuma, quien recibió a los españoles junto al Cerro de la Estrella y les dio alojamiento. 

La mañana del martes 8 de noviembre de 1519, Cortés ordenó a sus soldados marchar rumbo a Tenochtitlan. A medida que se internaban en el lago de Xochimilco por la calzada, los españoles admiraban las construcciones de las ciudades ribereñas, como Mexicaltzingo, Culhuacán y Huitzilopochco

Continuaron su camino hacia el norte, y aproximadamente a dos kilómetros de la entrada principal de la ciudad, un grupo de señores mexicanos salió a darles la bienvenida. Según Cortés, después de una hora, entraron juntos a Tenochtitlan. 

Un poco más adelante, en un lugar conocido como Huitzilan, Moctezuma Xocoyotzin se encontró con Cortés. El tlatoani llegó acompañado por los señores de Texcoco, Tlacopan, Tlatelolco e Iztapalapa. Después se dirigieron al palacio de Axayácatl, donde Moctezuma lo alojó en una habitación muy amplia. 

Días después, aunque Moctezuma los trataba bien, los españoles empezaban a sospechar que el emperador mexica los iba a atacar. Esta idea surge debido a que Cortés es informado del asesinato de Juan Escalante y seis españoles más a manos de Qualpopoca, quien era representante de Moctezuma en Nauhtla, en la Villa Rica de la Vera Cruz. Por lo cual, Cortés decide tomar a Moctezuma como rehén el 14 de noviembre de 1519. 

A principios de abril de 1520, Cortés recibió la noticia de que Pánfilo de Narváez había llegado a la Villa Rica de la Vera Cruz, enviado por Diego de Velázquez, para apresarlo y llevarlo a Cuba. Ante este hecho, Cortés partió a Veracruz para enfrentarlo, dejando a Pedro de Alvarado a cargo de Tenochtitlan. 

A mediados de mayo, se celebraba la fiesta de Toxcatl, en la que se honraba a Tezcatlipoca en el Templo Mayor. En la celebración, participaban numerosos danzantes que eran observados por mucha gente. Tras cerrar las entradas a la plaza, Pedro de Alvarado, al frente de un grupo de soldados, empezó a masacrar sin explicación alguna a los danzantes y después a los espectadores. Mientras que en el palacio de Axayácatl los guardianes españoles de Moctezuma asesinaron a los señores que atendían al emperador, entre ellos, a Cacama, señor de Texcoco. 

Los mexicas atacaron a los españoles, quienes se atrincheraron en el Palacio de Axayácatl. El 24 de junio, Cortés regresa a México-Tenochtitlan, quien al ver los ataques reprende a Pedro de Alvarado. 

Una versión cuenta que, Cortés, atemorizado, pidió a Moctezuma que saliera a calmar a sus súbditos; aunque éste se negó, fray Bartolomé de Olmedo y Cristóbal de Olid lo convencieron. 

Al salir, los mexicas escucharon a Moctezuma en silencio, pero poco después empezaron a insultarlo y a lanzarle piedras. Según Bernal Díaz del Castillo, recibió tres pedradas, una en la cabeza, otra en una pierna y otra en un brazo, y un flechazo. 

De acuerdo con esta versión, dicen que, aunque trataron de curarlo, Moctezuma se negó y murió tres días después, posiblemente el 30 de junio. Aún existen diversas versiones sobre la causa de su muerte. 

Observa el siguiente video sobre Moctezuma donde se menciona la importancia y el papel que jugó durante la conquista de México-Tenochtitlan. 

  1. Moctezuma II La caída.

 

A la muerte de Moctezuma, es nombrado tlatoani Cuitláhuac, señor de Iztapalapa, el cual duró en el cargo pocos meses; ascendió al trono en medio de la conmoción causada por la muerte de Moctezuma. Desde un principio, fue uno de los opositores a la llegada de los españoles, sin embargo, en obediencia a Moctezuma, recibió a los españoles en Iztapalapa. 

Cuitláhuac se encontraba dentro del Palacio de Axayácatl, retenido junto a Moctezuma, sin embargo, es liberado y enviado por Cortés para tratar de tranquilizar a los Mexicas que se habían sublevado; pero Cuitláhuac, en lugar de pacificar a los rebeldes, los encabezó. 

Cortés, a la muerte de Moctezuma, ordenó asesinar a los señores mexicas que quedaban en el palacio, entre ellos, al gobernador de Tlatelolco, Itzquauhtzin, y decidió que esa misma noche partirían por la calzada de Tlacopan, al oeste de la ciudad. 

Antes de la medianoche del 30 de junio de 1520, entre la neblina y la llovizna, los españoles empezaron a salir en silencio. Colocaron un puente en el primer corte de la calzada, llamado Tepantzinco, en la orilla de la ciudad. Casi todos habían cruzado los cuatro primeros cortes de la calzada y estaban a punto de llegar a la orilla del lago cuando fueron descubiertos. Durante la batalla que se desató, muchos españoles murieron, mientras otros, al tratar de huir, pasaban encima de sus cadáveres que se amontonaban en los cortes de la calzada. 

Los que iban delante de la columna pudieron llegar a Popotla, un poblado en tierra firme que estaba antes de llegar a Tlacopan. De los de la retaguardia, la mayor parte murió a manos de los mexicas. 

La leyenda cuenta que los que lograron llegar a Popotla, entre ellos Cortés, se detuvieron a descansar brevemente junto a un ahuehuete, que se conoce como árbol de la Noche Triste. Sin embargo, Bernal Díaz del Castillo no menciona a Popotla y algunos historiadores apenas lo nombran, y tampoco mencionan el supuesto llanto de Cortés ni de sus compañeros. 

El historiador inglés Hugh Thomas, en "La Conquista de México", dice que “pese a estos asaltos, tanto la vanguardia castellana como Cortés y sus compañeros de la segunda sección de la retirada, lograron llegar a una aldea llamada Popotla, en tierra firme, justo antes de Tacuba” y ahí, Cortés dejó a unos soldados, a Marina, María Luisa, fray Olmedo y fray Díaz, bajo el mando de Juan Jaramillo e intentó regresar en auxilio de sus compañeros. 

Al regresar Cortés, se dirigieron a Tlaxcala vía el cerro del Tepeyac, donde se refugiaron e iniciaron su proceso de reagrupación. Y es así como se da la denominada Noche Triste española. 

Para recapitular sobre estos sucesos, observa el siguiente video 

  1. La noche triste a 500 años.

 

Entre 1519 y 1520, se presenta la denominada cocoliztli, que fue una epidemia de viruela, la cual era una enfermedad totalmente desconocida para los indígenas. Esta epidemia provocó una terrible mortandad, y entre sus víctimas, tuvo al mismo tlatoani Cuitláhuac, quien murió a finales de noviembre o principios de diciembre. 

Cocoliztli tuvo como consecuencias un descenso muy significativo en la población de México-Tenochtitlan, lo que provocó la falta de gente para la guerra, lo cual generó, entre otras causas, la rendición de México-Tenochtitlan el 13 de agosto de 1521.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Llegaron los extraños. Aprende en Casa III Secundaria

Europa en América. Aprende en Casa III Secundaria

Guerras religiosas. Aprende en Casa III Secundaria