Doctor de la BUAP pide no temer a las vacunas contra Covid-19

Doctor de la BUAP pide no temer a las vacunas contra Covid-19

La vacunación es lo que salva, entre más sean los vacunados, menos posibilidades habrá de que el virus Covid-19 brinque de una persona a otra, indicó el doctor Alfredo Torres
Doctor Alfredo Torres
Doctor Alfredo Torres
Redacción | UN1ÓN Puebla | 05/04/2021 05:00

Alfredo Torres, Profesor Distinguido Herman Barnett en Microbiología e Inmunología, por la University of Texas Medical Branch, su centro de trabajo en Galveston, Texas, al reflexionar sobre la pandemia en México, señaló que en tanto que las vacunas con una tecnología de adenovirus tienen un desarrollo de 35 años, las de RNA mensajero 13 años, aproximadamente. Así que lo único que se aceleró fueron los estudios clínicos en humanos y en ambas no hay una tecnología nueva. Por lo tanto, no hay nada que temer.

En este sentido, indica que los países que no tienen la ciencia para desarrollar sus propias vacunas y sus medicamentos, como México, siempre serán dependientes de los que sí tienen ciencia. El problema es no contar con la inversión suficiente para la investigación, pues el talento de sus investigadores existe, consideró.

El también Profesor Visitante del Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiológicas, del Instituto de Ciencias de la BUAP, egresado de esta Casa de Estudios de la licenciatura y maestría, es considerado un excelente vacunólogo por sus pares a nivel mundial, entre cuyas contribuciones destaca el desarrollo de diferentes terapias y vacunas contra cepas de Burkholderia y E. coli patógenas, actualmente en estudios preclínicos.

A las citadas aportaciones se suman el desarrollo de modelos animales estandarizados para evaluar y comparar la virulencia y la progresión de la enfermedad de diferentes cepas bacterianas, así como el estudio de los mecanismos de virulencia, centrándose en la identificación y caracterización de antígenos candidatos para el desarrollo de vacunas.

El doctor Torres es fundador y coordinador de la Coalición Latinoamericana para la Investigación de Escherichia coli (LACER, por sus siglas en inglés), integrada por 90 grupos de investigación en 11 países de la región. Miembro de la Academia Americana de Microbiología, nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, su producción científica se plasma en 145 publicaciones arbitradas en revistas indizadas, así como artículos de revisión, capítulos de libros y dos libros, sobre patogénesis microbiana, seguridad alimentaria y desarrollo de vacunas y terapéuticos.

Respecto a la diferencia entre cada vacuna, el doctor Torres señala que todas las vacunas que han sido aprobadas de emergencia tienen diferentes porcentajes de eficacia. Si una su rango es de 65 por ciento, indica que hay 35 por ciento de posibilidad de no funcionar y de enfermar, esto es la diferencia entre una y otra. Sin embargo, todas estas vacunas son muy buenas, con alta eficacia para un virus nuevo, como lo es el SARS-CoV 2, altamente contagioso. Esto es muy bueno.

Hay que decir e insistir en algo: la vacunación es lo que salva, entre más sean los vacunados, menos posibilidades habrá de que el virus brinque de una persona a otra.

La llamada inmunidad de rebaño significa que en una población la mayoría ha adquirido inmunidad contra la enfermedad y esto evita que el resto enferme. ¿Cuándo ocurre? Cuando ha sido vacunada de 70 a 85 por ciento de la población.

Sobre las nuevas cepas que se han ido descubriendo, el especialista señala que cuendo se escucha que hay una variante del virus, en Reino Unido, por ejemplo, significa que el virus está cambiando y hay probabilidad que escape a los anticuerpos que produce la vacuna. Tenemos que ganarle al virus. ¿Qué pasa si yo me pongo una dosis y ya no me aplicó la segunda? Esto es muy peligroso, porque el virus puede escaparse a los pocos anticuerpos generados y se hace resistente y ya no respondan los anticuerpos.

Contra la tercera o cuarta ola el único recurso es la vacuna; hay que seguir avanzando en la vacunación y continuar las medidas de seguridad: máscaras, distancia social, lavado de manos frecuente. Es decir, no debemos bajar la guardia, es un error gravísimo si lo hacemos, porque le damos permiso al virus para que mute y genere una tercera o cuarta ola.

Sobre la gestión de la pandemia en México, indica que hay un choque de dos mundos: por un lado, el sector de salud pública y las indicaciones a la población de qué hacer; y el otro, los mexicanos, que por naturaleza no siguen las reglas como debe ser. Luego, algunos mensajes equivocados, que generaron confusión, como aquello de que las máscaras no funcionaban, y otras causales como la población que sale de vacaciones sin importarle la presencia del virus. Desgraciadamente, son una mezcla de causas que se han complicado en México y esos son los resultados.

Lo anterior repercutió en que en México se haya salido de control la pandemia, pues a consideración del doctor Torres, los países con más muertes y contagios del continente americano son Estados Unidos, Brasil y México. 

En los primeros dos, en su momento Trump como presidente no creía en la pandemia, y Bolsonaro, en Brasil, tampoco, y ha dejado que la gente siga las medidas convenientes. En México, mandar mensajes poco claros, mezclados, ha sido muy riesgoso. El mensaje es trabajar en equipo, en conjunto, para que funcione. Chile es el ejemplo en América Latina: con medidas estrictas y muy claras, apoyadas por el gobierno chileno y la gente que comprendió que era por su salud, hoy es el país con mayor número de población vacunada en toda la región. 

En tiempos de epidemia o pandemia no se puede dejar al libre albedrío la toma de decisiones para su control. Tiene que haber un mensaje claro, sencillo y reglas desde el inicio.

¿En su opinión, cuáles son los errores más graves que cometió México?

No haber impuesto medidas de sanidad a tiempo, no obligar a seguir estas medidas, no trabajar con los estados para que todos mandaran el mismo mensaje y administraran la pandemia en equipo. Ya se reabrió la economía y el virus aún no se va; no hay suficientes vacunas, entonces el riesgo es muy alto. Además, los diferentes frentes políticos y mensajes cruzados: un problema de salud pública no debe transformarse en un asunto político.

 
Términos relacionados: