Tamara de Lempicka, la mujer cuyos restos fueron arrojados al Popocatépetl

Tamara de Lempicka, la mujer cuyos restos fueron arrojados al Popocatépetl

Tamara de Lempicka, famosa pintora polaca, tuvo como última voluntad que sus cenizas fueran esparcidas en la cima del volcán Popocatépetl
Redacción | UN1ÓN Puebla | 16/05/2021 06:00

En el cráter del Popocatépetl descansan los restos de una de las principales exponentes del art decó. Tamara de Lempicka, famosa pintora polaca, tuvo como última voluntad que sus cenizas fueran esparcidas en la cima del volcán.

Tamara de Lempicka nació en Varsovia, Polonia el 16 de mayo de 1898. Su amor por el arte comenzó a una edad temprana. De niña, pasó un verano en Italia con su abuela, quien inspiró su amor por los grandes pintores italianos del Renacimiento.

Tras el divorcio de sus padres, Tamara se fue a vivir con su tía adinerada a Rusia. Fue ahí donde conoció a su futuro esposo, Tadeusz Lempicki.

Obra de Tamara de Lempicka

La pintura de Lempicka se centra en retratos femeninos y desnudos de ambos sexos, llenos de sensualidad, que siguen la tendencia del art decó. 

Sus cuadros captan escenas de mujeres etéreas, con ropajes flotantes y dedos largos, si bien dan una impresión férrea y escultural por la pincelada pulida y los marcados contrastes de luces y sombras.

Se convirtió en una retratista muy famosa de la socialité de su época. En torno a ella se ha señalado que la sensualidad de su obra es reflejo de su desinhibida vida sexual. 

Fue transgresora para la época que le tocó vivir, al reconocerse bisexual; incluso hay quien señala que Lempicka era adicta al sexo y acostumbraba a tener relaciones íntimas con todos sus modelos.

TE PUEDE INTERESAR: Leyendas de Puebla. La triste historia de amor del Popocatépetl e Iztaccíhuatl

Influencia a Madonna

El arte de Tamara de Lempicka ha sido objeto de deseo de importantes coleccionistas del arte.

Además, su estética ha impactado a figuras del espectáculo como Barbra Streisand, Jack Nicholson y Madonna.

Un ejemplo muy claro de esto es el de Madonna, quien se inspiró en su obra y estilo, lo cual se refleja en dos de sus videoclips: "Vogue" y "Open Your Heart".

En 2018, Google dedicó su doodle a la pintora polaca, en homenaje al 120 aniversario de su nacimiento.

Biografía resumida de Tamara de Lempicka

Tamara Maria Gorska nació en una familia acomodada en Polonia.

En 1914 conoció a quien se convirtió en su esposo, el soltero más guapo de Varsovia, un abogado llamado Taduesz Lempicki. Cuando la pareja se casó, ella tenía 16 años.

Un año más tarde, Taduesz fue arrestado por los bolcheviques y Tamara desafió la Revolución Rusa para liberarlo, usando su buena apariencia para atraer favores de los funcionarios necesarios. La pareja huyó a París y ahí es donde realmente comenzó la fantástica historia de Tamara de Lempicka.

En París, Lempicka se dedicó al estudio del arte y se convirtió en una retratista muy reconocida con un estilo Art Decó distintivo. 

Ante la amenaza de la Segunda Guerra Mundial, Tamara de Lempicka dejó París y se mudó a Estados Unidos. En Hollywood se convirtió en la "Artista Favorita de las Estrellas de Hollywood". 

Se casó por segunda ocasión con el barón Raoul Kuffner, uno de sus primeros y más ricos mecenas. La pareja se mudó a la ciudad de Nueva York en 1943.

Tras terminar la Segunda Guerra Mundial, la pintora regresó a París. Después de la muerte del barón en 1962, se mudó a Houston para estar cerca de su hija Kizette.

En 1966, el Musee des Arts Decoratifs organizó una exposición conmemorativa en París llamada "Les Annees 25". Su éxito creó el primer interés serio en Art Deco.

Poco a poco, a medida que el Art Deco y la pintura figurativa volvieron a cobrar popularidad, el mundo del arte la redescubrió.

Fue hasta 1978 cuando se mudó a México de manera definitiva, a una hermosa casa en Cuernavaca llamada Tres Bambúes. Se desesperó de envejecer y en sus últimos años buscó la compañía de los jóvenes. Lamentó la pérdida de su belleza y estuvo irritable hasta el final.

Su última voluntad: descansar en el Popocatépetl

El 18 de marzo de 1980, Tamara de Lempicka murió en su casa en Cuernavaca.

Su hija Kizette cumplió el sueño de su madre y acompañada del escultor mexicano Víctor Manuel Contreras, heredero de gran cantidad de las obras de la pintora, subió a un helicóptero y arrojó las cenizas de Tamara en el cráter del volcán Popocatépetl, en Puebla.

(Con información de El Universal Puebla)

 

Términos relacionados: