Día de Muertos en Puebla: altares de la mixteca

Día de Muertos en Puebla: altares de la mixteca

Además de las ofrendas de muertos, se realiza una presentación de la espectacular danza de Tecuanes
Redacción | UN1ÓN Puebla | 22/10/2019 21:07

El Día de Muertos para los mexicanos representa una de las tradiciones que nos definen mejor como cultura, pues integra elementos tanto de nuestro origen prehispánico, como colonial.

La relevancia de este festejo es mundial, pues desde 2003 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoció al Día de Muertos como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

La celebración se realiza en todo el territorio nacional, pero cara región le imprime un sello característico de acuerdo con los elementos que predominan en el área y en general por cómo han asimilado la celebración.

En el caso de la mixteca de Acatlán de Osorio en Puebla, además de las ofrendas, se realiza una presentación de la espectacular danza de Tecuanes y una muestra de la gastronomía regional propia de esta temporada.

Para las culturas indígenas, la muerte no es un final absoluto sino un eslabón que vincula la existencia humana con los ciclos de la naturaleza y los poderes sobrenaturales. Se cree que los muertos pueden comunicarse con el mundo de los vivos e interceder por ellos ante los señores del inframundo –región mítica que conforma la parte oscura, acuática, femenina y fría del cosmos–, de quienes dependen el agua, la fertilidad de la tierra y la regeneración de la vida.  

Mediante las ofrendas del Día de Muertos, las familias indígenas agradecen a sus ancestros por su intervención, indispensable para cerrar el ciclo agrícola y asegurar buenas cosechas el siguiente año.

En cuanto a las danzas de Tecuanes o del “tigre” son de las más extendidas entre las culturas indígenas del sur de México. En la región mixteca de Acatlán, Puebla, esta danza se celebra principalmente en el contexto de la fiesta patronal y, sobre todo, durante las celebraciones del Día de Muertos. 

La víspera de la festividad, las diferentes comparsas de danzantes se congregan a la entrada de la cabecera municipal para recibir a los migrantes que retornan a la comunidad y, juntos, ingresar hasta el centro del poblado. Los días siguientes, esta danza acompaña los rituales realizados en templos, panteones y altares domésticos para honrar a los difuntos.

Con un origen prehispánico, la danza de Tecuanes es, en realidad, un acto teatral en el que intervienen diversos personajes, entre los que destacan el Tigre, el Viejo Moranchi, el Viejo Lucas, la Vieja y la Muerte. Escenifica la persecución y cacería del Tigre, destructor de las cosechas y del ganado, por parte de dos tribus aliadas para tal fin, encabezadas por los Viejos. 

La danza culmina con la muerte del Tigre, lo que representa la domesticación de las fuerzas naturales que este encarna, para lograr una buena cosecha.